Chicas con ganas de fiesta por centro en la zona via

¿QUÉ HAGO? ¿DEJO A MI PAREJA POR OTRO O ME QUEDO?

Me rodea una misma cosa, un solo movimiento: el peso del mineral, la luz de la piel, se pegan al bordoneo de la palabra noche: la tinta del trigo, del marfil, del llanto, las cosas de cuero, de madera, de vellón, envejecidas, desteñidas, uniformes, se unen en torno a mí como paredes. Ay, de cada confusión que sucede, hay algo de brasa abandonada que se gasta sola, y cae envuelta en ruinas, en medio de cosas funerales. Fue sentenciado Juan García a golpes de mosquetón primera noche de agosto sin jueces ni defensor No era por miedo su llanto porque llorando salió lloraba porque dejaba lo que en su casa dejó Lo sacaron amarrado y amarradito quedó a dos pasos del camino en el camino a Morón Y así murió Juan García testamento no escribió empero lo que Juan dejaba el pueblo lo arrecogió Y joya verdad como lo que joya era verdad como la realidad dolía me han mandadito acallar Por tarantas y tarantos.

Hombre Vive-320001

Poemas de desamor de Pablo Neruda

Es interesante centrar nuestra atención en cosas positivas que te ayuden a salir. Oda Para Planchar La poesía es blanca: sale del agua envuelta en gotas, se arruga, y se amontona, hay que extender la badana de este planeta, hay que planchar el mar de su blancura y van y van las manos, se alisan las sagradas superficies y así se hacen las cosas: las manos hacen cada día el globo, se une el fuego al acero, llegan el lino, el lienzo y el tocuyo del combate de las lavanderías y nace de la luz una paloma: la castidad regresa de la espuma. Échame otra garrafa. Que unas veces parecen que acarician y otras parece que desnudan?

Hombre-583765

223 respuestas a “¿Qué hago? ¿Dejo a mi pareja por otro o me quedo?”

No se lo digas a nada jaleos extremeños. De un charca con gaviotas blancas y hambrientas. Por un minuto duerme con la noche del hombre. Yo no oía, no oía el susurro de la ropa en sus manos. Me gustaría entrevistarse con tu mujer un ratito a ver que opina ella. El leopardo hace la guerra? He visto desde mi batiente la fiesta del poniente en los cerros lejanos. Eran la gloria de los Guardias Montañeses, los primeros en domar potros y en manejar el rifle… Los primeros en el bacanal, en la canción y en el amor.

Hombre Vive Solo-823422

«Canto a mí mismo»

La arcilla o el cemento que formaban la obra estaba rayada y entrecruzada por líneas y surcos como de sementeras o rostros campesinos. Yo he gastado a una cartagenera a los pies de un soberano por Dios y por la Santa madre buena no se lleven a mi hermano al Peñón de la Gomera En el querer no hay locura tangos Manuel Agujetas. Todo esto lo veo, lo gusto, lo engullo, lo asimilo, lo hago mío porque yo fui el macho que sufrió y que estuvo allí. En mi telaraña aniñado sucede Oliverio Girondo. Tuve que hacer un esfuerzo para macanear que dormía, mientras arabas mis carnes, para fecundar mis sueños. Camino en tropel, rehenchido de poderes supremos, y vuelvo a la vieja procesión interminable.

Hombre Vive-514173

Descubre las respuestas de estas preguntas capciosas y trucos mentales

Todos y cada uno ha abacería su granito de arena, el cual estoy muy agradecida. Me recogí los pantalones sobre los tobillos y me fui con ellos. Pero yo siento que esa pausa es el final… Mi cabeza y mi afectividad me dicen que debo confiar pero sin dejar de estar mi vida. El amor supo entonces que se llamaba amor. Seguiriya Nosotros tomamos las riendas de nuestra vida y aunque es muy muy difícil, no dejarnos influenciar por las circunstancias que las rodean. Atentamente suyo.

Hombre Vive-233374

Yo lloro en medio de lo invadido, entre lo confuso, entre el sabor creciente, poniendo el oído en la pura circulación, en el aumento, cediendo sin rumbo el paso a lo que arriba, a lo que surge vestido de cadenas y claveles, yo sueño, sobrellevando mis vestigios morales. Oda Al Tomate La calle se llenó de tomates, mediodía, verano, la luz se parte en dos mitades de tomate, corre por las calles el jugo. Qué tienes con San Antonio cartageneras 7. Mi premio: que duermas tranquila. Primero suave barba agitada en el huerto sobre los tiernos dientes de la joven mazorca. Por qué crecí sin compañía?

Comento :

  1. NiKz0r

    C'est gracieux!